Usuarios de Windows 7 se niegan a actualizar a Windows 10 - Audiencia de Tecnología

sitio web de noticias de tecnología siempre frescas

Ahora

Home Top Ad

Post Top Ad

publicidad 849-219-4534

miércoles, 1 de mayo de 2019

Usuarios de Windows 7 se niegan a actualizar a Windows 10


Windows 7 es uno de los sistemas operativos mejor valorados de Microsoft. De hecho, pese a los constantes intentos de Microsoft para que sus usuarios se actualicen a Windows 10, estos se muestran reacios a cambiar de versión de Windows.

 Según un estudio realizado por NetMarketShare sobre el uso de sistemas operativos en abril de 2019, el uso de Windows 10 apenas evolucionó del 43,62% al 44,1%.

Sin embargo, este ligero aumento no responde a migraciones de Windows 7 a Windows 10 como era de esperar, sino que proviene de usuarios de Mac que se han pasado a Windows. En cambio, el uso de Windows 7 se mantiene con una leve caída en usuarios pasando del 36,52% en marzo al 36,43% en abril.


Todo esto sucede en un contexto en el que Microsoft ya ha anunciado que Windows 7 dejará de tener soporte técnico a partir de enero de 2020.

Es decir que, a partir de esa fecha, ya no se liberarán más actualizaciones para Windows 7 ni se desarrollarán más parches de seguridad ni se resolverán fallos de compatibilidad. Esto deja en una situación de vulnerabilidad a todos los usuarios que todavía se mantengan en este sistema operativo.

Uno de los mayores temores de Microsoft es que se repita la situación que ya vivió hace unos años con la muerte más que anunciada de Windows XP, en la que los usuarios continuaban usando su sistema operativo tiempo después de su cierre oficial.

Uno de los principales argumentos que mantienen a los usuarios en Windows 7 es el temor a experimentar fallos inesperados durante las frecuentes actualizaciones de Windows, provocándoles una pérdida de datos u otros problemas derivados.

Otro de los motivos es la controversia sobre la privacidad de Windows 10. Windows 7 parte de un concepto de Windows como producto, por lo que está habilitado para funcionar de forma autónoma.

En cambio, Windows 10 está concebido como servicio manteniéndose en constante evolución para ofrecer un mejor servicio a sus usuarios. Para ello es necesario recopilar algunos datos de uso del ordenador, algo que no gusta a todo el mundo.

En cualquier caso, si Microsoft no incentiva la migración de Windows 7 a Windows 10 de esta amplia masa de usuarios está avocada a repetir la situación que ya vivió con Windows 10.

Fuente:Computerhoy

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Pages